¿Qué es un accidente de trabajo in itinere?

0
136
Accidente de trabajo in itinere

¿Conoces lo que es un accidente de trabajo in itinere? Hemos oído hablar de los accidentes laborales, de las medidas de prevención de riesgos laborales que se toman, de las bajas, de las indemnizaciones, de las inspecciones de seguridad en el trabajo… ¿Pero sabemos realmente qué es un accidente laboral? A continuación os mostraremos qué se entiende por accidente laboral, qué tipos de accidentes laborales existen y nos centraremos, sobre todo, en el accidente de trabajo in itinere, el tipo de accidente más desconocido.

¿Qué es un accidente de trabajo?

La legislación determina que “un accidente de trabajo es toda la lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”.

Es decir, para que se considere accidente laboral, se tienen que dar dos supuestos. Primero, que el trabajador sufra una lesión corporal  (una herida, golpe o enfermedad). También entran las secuelas psíquicas o psicológicas. Además, que exista una relación de causalidad directa entre el trabajo y la lesión.

Antes de entrar en explicaciones, si has sufrido un accidente de trabajo, debes saber que te corresponde una indemnización que puedes reclamar a través del servicio de reclamación de impagados de ICIRED.

¿Qué supuestos están considerados accidentes de trabajo?

Los producidos con ocasión de las tareas desarrolladas aunque sean distintas a las habituales. Es decir, aquel ocurrido durante las tareas encomendadas por el empresario o realizadas de forma espontánea por el trabajador en interés del buen funcionamiento de la empresa.

  • Los accidentes ocurridos en el lugar y tiempo de trabajo.
  • Accidentes ‘in intinere’, de los que luego hablaremos en profundidad: Aquel que sufre un trabajador de camino al trabajo o volviendo del lugar donde desempeña sus funciones.
  • Accidentes en misión: Los sufridos por el trabajador en el trayecto que tenga que realizar para el cumplimiento de la misión, así como el ocurrido durante del desempeño de la citada misión.
  • Accidentes de cargos electivos de carácter sindical: Son aquellos que sufren los cargos electivos de carácter sindical o de gobierno de las entidades gestoras de la Seguridad Social en ocasión o por consecuencia del desempeño de sus funciones. También entran en este supuesto los accidentes ocurridos al ir o volver del lugar en el que se ejercen dichas funciones.
  • Actos de salvamento: Los accidentes que ocurren en actos de salvamento cuando éstos tengan conexión con el trabajo. Entrarían en este apartado tanto los casos por orden directa del empresario como los actos espontáneos del trabajador o trabajadora accidentada.
  • Enfermedades o defectos anteriores: Las enfermedades que, aunque se padecieran con anterioridad, se manifiestan o empeoran como consecuencia de un accidente de trabajo.

¿Qué supuestos no están considerados accidentes de trabajo?

Los accidentes debidos a la imprudencia temeraria del trabajador accidentado no están tipificados como accidentes laborales. ¿Y qué se considera imprudencia temeraria? Cuando el accidentado ha actuado saltándose las normas, las instrucciones o las órdenes dadas por el empresario de forma reiterada. La jurisprudencia entenderá que existe imprudencia grave y no una imprudencia profesional cuando coincidan riesgo manifiesto, innecesario y grave.

Los debidos a fuerza mayor extraña al trabajo: Esto hace referencia a que el accidente esté provocado por una fuerza mayor que no guarde ningún tipo de relación con el trabajo que se realiza cuando ocurre el accidente. Si el trabajo habitual del trabajador es al aire libre sí serán considerados accidente laboral fenómenos como la insolación, el rayo y otros fenómenos que puede crear la naturaleza. Un atentado terrorista no entraría dentro de este supuesto, ya que se trata de la actuación de un tercero.

Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador accidentado: Se considera que existe dolo cuando el trabajador o trabajadora, de forma consciente, voluntaria y maliciosa, provoca un accidente para obtener las prestaciones que se derivan de la contingencia.

No impedirán la calificación de un accidente como de trabajo…

La imprudencia profesional que sea consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se derive de la excesiva confianza del trabajador.

Accidentes derivados de la actuación de otra persona: La concurrencia de culpabilidad civil o criminal del empresario, de un compañero de trabajo del accidentado o de un tercero, salvo que no guarde relación alguna con el trabajo. El elemento determinante en este supuesto es la relación causa-efecto.

¿Qué es un accidente de trabajo in itinere?

El accidente laboral in itinere es aquel que sufre el trabajador al ir o al volver de su domicilio habitual a su lugar de trabajo. El termino ha sido desarrollado de forma breve en en el artículo 156.2 a) del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre. Decimos que viene explicado de forma breve porque no hace mención a los requisitos que este tipo de accidente debe cumplir para ser considerado accidente laboral in itinere.

En resumen, el accidente in itinere debe cumplir varios requisitos, como que debe suceder en un momento inmediato o próximo a la hora de inicio o término de la jornada laboral del accidentado. Además, el trayecto en el que ocurre el accidente debe ser el habitual entre el domicilio del accidentado y el lugar de trabajo y que se haya empleado un medio de transporte “adecuado”.

¿Qué requisitos debe cumplir un accidente para ser considerado accidente in itinere?

Elemento geográfico o topográfico: Ha de producirse, como acabamos de explicar, en el trayecto que habitualmente recorre el empleado para ir de su domicilio al puesto de trabajo o viceversa. En este caso, el domicilio no es únicamente el domicilio legal, puede ser el que se usa de forma habitual o una segunda residencia. Quedan excluidos los trayectos en los que uno se desvía para ir a recoger a los niños al colegio o a la pareja a su lugar de trabajo. También quedan fuera de este supuesto los accidentes que ocurran de camino al trabajo desde casa de los suegros, la pareja, unos amigos… Aunque bien es cierto que en los últimos meses la jurisprudencia ha cambiado en este ámbito y ha incluido como accidente laboral in itinere los sucedidos, por ejemplo, de camino a un restaurante en la hora libre para comer (aunque el accidentado pudiese comer en el comedor del centro o en su propia vivienda).

Elemento cronológico: El accidente, para ser considerado in itinere, debe suceder dentro de un periodo de tiempo prudencial antes de la hora de inicio de la jornada laboral o después del horario de salida. Es decir, si un trabajador va a hacer recados o al médico o a visitar a un amigo después del trabajo y tiene un accidente, éste no podrá ser considerado dentro de este tipo de accidentes de trabajo.

Elemento teleológico: Hace referencia al motivo o la causa del desplazamiento. El desplazamiento tiene que estar determinado directamente por el trabajo.

Elemento mecánico: El medio de transporte utilizado por el accidentado debe ser racional e idóneo. Para que entre dentro de este tipo de accidentes el trabajador no debe actuar con imprudencia o contra prohibiciones expresas de la empresa. Es decir, si en tu contrato, por el tipo de trabajo que desempeñas, has firmado una cláusula por la que no puedes montar en moto, si en algún momento tuvieras un accidente en este medio de transporte, no podría ser considerado como accidente laboral in itinere.

Ejemplos de supuestos considerados accidente laboral in itinere y otros supuestos que la jurisprudencia, hasta ahora, ha negado que se traten de accidentes de trabajo in itinere. 

Los accidentes producidos en desvíos del trayecto para realizar gestiones laborales, los ocurridos tras cenas de empresa, los accidentes en zonas comunes de edificios siempre que éstas estuvieran en el trayecto habitual entre el domicilio del accidentado y el lugar del trabajo o cuando se han producido pequeñas interrupciones en el trayecto para echar gasolina o para comer. Estos casos sí están incluidos dentro de los accidentes laborales in itinere.

Sin embargo, la jurisprudencia ha negado el carácter de accidente laboral in itinere a las caídas o percances en el domicilio del empleado.

Aún así, si has sufrido un accidente de trabajo que podría estar tipificado como accidente laboral in itinere debes saber que los tribunales analizan las circunstancias concretas de cada caso para determinar su cumplen o no los requisitos.

Causas de los accidentes in itinere

En 2017 se registraron 583.425 accidentes laborales con baja. De estos, 503.749 ocurrieron durante la jornada laboral y 79.676 fueron accidentes in itinere. Los accidentes producidos en el trayecto al trabajo o volviendo de él se incrementaron un 5,3% durante el pasado año respecto a 2016.

Como dato, el 25 de octubre de 2017 entró también en vigor la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que reconoce por primera vez el accidente in itinere para los autónomos. 

Los accidentes in intinere pueden tener muchas causas, pero las prisas son las culpables de un elevado porcentaje de este tipo de accidentes. Se estima que el 70% de los accidentes se producen de camino al trabajo, la vuelta a casa suele ser mucho más tranquila, sin ningún tipo de prisa.

Además, el uso de los teléfonos móviles mientras se conduce ha aumentado en gran manera este tipo de accidentes. Por suerte, la inclusión de los sistemas de manos libres están reduciendo el impacto del uso de los móviles mientras se va en el coche.

El cansancio es otra causa de que se produzcan accidentes en itinere. Los conductores van o muy temprano de camino al trabajo, en muchas ocasiones sin haber dormido las horas recomendadas, o de vuelta a casa tras estar largas jornadas trabajando, lo que les produce mucho cansancio y esto reduce los reflejos al volante.

Por último, pero no menos importante, tenemos a la rutina. Hacemos el mismo recorrido día tras día durante meses y años y nos confiamos al pensar que nos conocemos tan bien el recorrido que no nos va a suceder nada a nosotros. Gran error.

Prevención de accidentes laborales

Aunque en muchas ocasiones los accidentes son difíciles de prevenir, se pueden tomar una serie de medidas tanto por parte de la empresa como por parte del trabajador para evitar el mayor número posible de accidentes.

Las empresas deben hacer una evaluación de riesgos como primer paso para cuidar la seguridad y la salud de sus trabajadores. Una vez evaluados, tomar las medidas oportunas para minimizarlos. Algunos de los factores que se pueden estudiar son: incendios y explosiones, trabajos en altura, estado de los equipos e instalaciones o los factores psicosociales. El buen estado de las instalaciones es lo primero que deben comprobar, ya que resbalones y tropiezos son la principal causa de bajas laborales. La información y formación en materia de seguridad y salud también tiene una gran importancia.

Los trabajadores, por su parte, deben tener muy en cuenta la información y formación en materia de seguridad y salud proporcionada por la empresa para evitar accidentes. Además, deberán informar a la empresa de cualquier desperfecto o situación de peligro que se pueda dar en el lugar de trabajo.

Prevención de accidentes laborales in itinere

Además de cumplir con la legislación en materia de prevención de riesgos laborales, se pueden seguir algunos consejos para prevenir los accidentes in itinere.

  • Dormir bien: se recomienda dormir ocho horas diarias.
  • Evitar, en la medida de lo posible, las horas puntas y los atascos para evitar los choques por alcance, muy habituales en ese tipo de situaciones.
  • No tener demasiada prisa y evitar el estrés.
  • Variar tu ruta alguna vez para evitar la ruta y evitar que te duermas al volante.
  • Nada de móviles ni otros tipos de distracciones al volante.
  • Revisar tu coche o moto para que estén siempre a punto y reducir las probabilidades de que un fallo mecánico haga que tengas un accidente.

¿Cómo reclamar una indemnización?

Si has tenido un accidente de trabajo in itinere que te ha producido como resultado lesiones, puedes reclamar una indemnización. Puedes hacerlo mediante una denuncia ante Inspección de Trabajo y además, se pueden iniciar acciones legales ante los Juzgados Penales y Laborables, en función de cada caso.

Recomiendan agotar la vía amistosa para llegar a un acuerdo antes de terminar acudiendo a los juzgados. Si la justicia determina que te corresponde una indemnización y la empresa no quiere dártela, ponte en contacto con ICIRED y su servicio de reclamación de impagados. 

¿Qué es un accidente de trabajo in itinere?
5 (100%) 3 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here