Asociación Española de Factoring ¿Qué es el factoring?

0
304
asociación española de factoring

Debido a los datos significativos aportados por la Asociación Española de Factoring, desde ICIRED Impagados queremos ponerte al día sobre el factoring, su definición, los tipos que existen y los aspectos más relativos de este método de financiación, quizás desconocido para muchos pero que está ganando terreno en el mundo empresarial.

El englobe de las compañías de factoring que existen en España, se denomina Asociación Española de Factoring (AEF) y nació en el año 1988. En realidad, el factoring en España surgió en los años sesenta, al igual que en el resto de Europa. Sin embargo, no fue hasta los años ochenta cuando se reflejó su presencia en el mercado financiero.

De hecho, tal y como mencionamos en el primer párrafo, se está convirtiendo en un tema de actualidad entre las pymes, puesto que el sector de factoring creció un 12,58% en el pasado año. Según las estadísticas proporcionadas por la Asociación Española de Factoring, superó con creces a los datos del año 2016 con apenas un 5,77%.

Pero… ¿Qué significa factoring? La finalidad del post de hoy es dar respuesta a esta pregunta e informar sobre todo lo relacionado con este tipo de financiación, además de aclarar qué es la Asociación Española de Factoring y cuales son sus miembros. En definitiva, en este artículo de ICIRED encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el denominado factoring.

¿Cuál es la labor de la Asociación Española de Factoring?

Según la Ley y Decreto 19/1977 y 873/1977 la Asociación Española de Factoring, nacida en 1988, asocia a las empresas que desarrollan la actividad financiera de Factoring.  Además, también acoge a la totalidad de las corporaciones de crédito especializadas, lo que se considera una representación del 75% del mercado de Factoring y Confirming de España.

En la actualidad, computa con 19 miembros pertenecientes a entidades mercantiles y entidades de crédito. Los 19 asociados son los siguientes: BBVA, Banco Sabadell, Santander Factoring y Confirming, Telefónica Factoring España, Deutsche Bank, Bankia, UBI Banca Internacional, Eurofactor Credit Agricole, CaixaBank, Bankinter, CESCE, FarmaFactoring, Gedesco, Popular, BNP Paribas, Laboral Kutxa, Liberbank, Novo Banco y Abanca.

¿En qué consiste el Factoring?

El factoring o factoraje financiero, creció entre los autónomos y pymes (pequeñas y medianas empresas) a raíz de la crisis, a causa de las necesidades de financiación. Definimos al factoring como la transmisión de derechos de cobro de las facturas de una empresa solicitante a otra empresa de financiación. Es decir, la entidad de factoring se convierte en la titular del crédito ante la empresa deudora, asumiendo el peligro de insolvencia en la cobranza de las facturas.

Se trata de una de las operaciones de anticipo de facturas, hecha a medida de empresarios y autónomos, en especial de las pymes. Mediante este producto se reduce el incremento de trabajo del departamento de administración, se subcontrata la contabilidad producida por las ventas y su correspondiente cobro, además del anticipo en base al vencimiento del desembolso de las facturas. Es un método de financiar bastante parecido al descuento de efectos comerciales, a raíz de la actividad mercantil de la empresa.

¿Qué partes intervienen en una operación de factoring?

Son 3 los agentes que intervienen en una operación de factoring:

  • El cedente (cliente). Se trata de la empresa que genera crédito comercial y contrata el factoring a través de un contrato.
  • El deudor. Se trata de aquel que está obligado a efectuar el pago de los créditos comerciales.
  • El factor (entidad de factoring). Se trata del organismo financiero que llevará a cabo los servicios de factoring.

¿Cómo llevar a cabo dicha operación?

Según la Asociación Española de Factoring, para efectuar una operación de Factoring se deben seguir los siguientes puntos:

  • La empresa (cliente/cedente) recurre a una entidad de factoring para solicitar financiación. Tras una evaluación, esta operación deberá ser aprobada por el factor.
  • A continuación, el factor fijará un límite máximo de crédito y un precio, para todos los deudores del cedente.
  • Seguidamente, se firmará el contrato de factoring, en esta parte intervienen el cedente y el factor, así como informar de la cesión del crédito a los deudores. Éstos últimos deberán entregar sus pagarés y/o cheques directamente al factor .
  • Por lo tanto, el cliente recibirá el adelanto de las facturas, según las estipulaciones que se hayan firmado en el contrato con el factor.
  • En el momento del desembolso, el cliente deudor efectuará el pago de la totalidad del valor de la factura al factor que haya anticipado el cobro.

Tipos de Factoring

Básicamente, se encuentran dos modalidades de factoring, conocidas como factoring con recurso y factoring sin recurso.

Factoring sin recurso

El factoring sin recurso consiente a las empresas eximirse de las responsabilidades de las facturas, en caso que el deudor no pueda acarrear con el costo del pago. En definitiva, el factor asumirá el riesgo de insolvencia del deudor.

Factoring con recurso

En el factoring con recurso, sin embargo, el factor se encargará solamente del cobro de las facturas del cliente del cedente, la gestión y financiación de la operación. En este caso, el factor no se encargará de los impagos, recayendo esta labor sobre el propio cliente.

¿Qué precio tiene una operación de Factoring?

El precio de esta operación variará según el perfil de riesgo de la empresa deudora, aún así su coste financiero suele ser considerable, puesto que el factor normalmente aplica una comisión por cada una de las operaciones. Estos porcentajes pueden llegar hasta un 3%, respecto el nominal de crédito cedido. No obstante, puede repercutir en el precio de otros servicios asociados, como por ejemplo en un seguro de cambio.

Normativa Contable del Factoring

La Normativa Contable Española de Factoring se rige por el Real Decreto 1514/2007 de 16 de noviembre, tal y como indica la Asociación Española de Factoring y en base a la NIC 39 (Norma Internacional de Contabilidad número 39). A través de esta normativa podemos saber si un cedente puede anular del balance a un activo traspasado a un factor por factoring. Aunque tras un análisis exhaustivo en la normativa, se evidencia que solamente será viable en el caso que esa cesión incluya los riesgos y el rendimiento positivo, que implica el dominio del activo.

Factoring Internacional

El factoring no es considerada una herramienta principal para el comercio exterior, no obstante, está autorizada. Suele ser una operación que se utiliza con frecuencia en el comercio Internacional, puesto que aporta seguridad a los deudores y da una impresión mucho mejor sobre el exportador. Sin embargo, esta operación puede tener costes astronómicos si se emplea para el comercio exterior. No obstante, se debe hacer una valoración, ya que disminuirá la carga administrativa de manera significativa, bastante más alta en el ámbito de comercio Internacional.

Ventajas del Factoring

Más allá de la propia ventaja del anticipo de crédito, se encuentran otro tipo de ventajas en los demás servicios asociados. Principalmente, se trata del soporte que proporciona el factor organizando el crédito del cliente y manifestando las labores de administración del cobro. Asimismo, poseer documentación precisa sobre la liquidez de un cliente, con el cual estamos comercializando.

Hoy en día, lo importante para las empresas no se basa en vender mucho, sino en recibir el dinero íntegro de todo lo que se vende. Las tareas de administración de cobros, dependerá de las funciones a realizar en cada factura y en la facilidad comercial que haya entre los clientes.

El factoring sin recurso, como mencionamos en párrafos anteriores, es ideal para tener una garantía de morosidad lo más baja posible en la empresa.

Desventajas del Factoring

De entre los contras del factoring se destacan la negativa por parte del factor en el adelanto de ciertos créditos de algunos clientes y el bloqueo convenido que puede aplicar el cliente del cedente a la cesión de créditos; cosa muy común en los contratos comerciales.

Del mismo modo, cabe destacar los altos gastos monetarios que la operación de factoring comporta, comparado con otros sistemas de financiación para el circulante.

Por otra banda, cabe destacar que contratar un servicio de factoring, acostumbra a ser dificultoso debido a la burocracia. Las entidades financieras (factor) exigen garantías, cosa que hace aumentar la carga de la administración. Aparte de la exclusividad que suelen imponer y que pone trabas si se quiere recibir un anticipo al cliente que nuestro factor denega, puesto que resultará muy complicado acudir a otra entidad para poder adelantar el dinero de esa factura.

Hay que prestar especial atención en caso de pequeños retrasos, ya que si el cliente hace el pago de una factura justo en la fecha de vencimiento mediante un cheque (por ejemplo), el factor enviará la deuda al proveedor. Esto último se da en el factoring con recurso.

¿Qué es el confirming?

Podemos dar la definición sobre el confirming, también llamado cesión de pagos a proveedores, como un servicio financiero en el cual el factor paga y gestiona las facturas de los proveedores. Así permite el cobro avanzado a éstos últimos.

La entidad que actúe como factor se ocupa de la gestión del pago a los proveedores de la empresa y presenta por voluntad propia cobrar los quehaceres facturados al cliente de forma inminente. De esta manera, no hay que esperar el plazo condicionado de recaudación.

Diferencias entre Confirming y Factoring

Las diferencias principales entre estos dos términos son las siguientes:

  • El Factoring es una vía de cobros, mientras que el Confirming es un medio de pagos.
  • El Confirming se ejecuta sobre los proveedores, en cambio el Factoring sobre los clientes.
  • Debido al anticipo de las facturas, la empresa consigue liquidez en las ventas o servicios a sus clientes. Sin embargo, en el confirming se favorece el pago a los proveedores.
  • En una operación de Factoring, los beneficiarios con los clientes de la entidad a diferencia del confirming, los cuales son los proveedores los que garantizan el cobro de sus trabajos.
  • En el confirming progresa la negociación con los proveedores, dado que a éstos se les garantiza el cobro. En el factoring la empresa mejora la flexibilidad cuando toca negociar los plazos de cobro de sus clientes, ya que no se expone su solvencia.

A tener en cuenta antes de contratar una operación de Factoring o Confirming

Hay factores a tener en cuenta, antes de tomar la decisión y escoger una operación de estas características. Lo primero es fijarse bien en lo que ofrecen, ya que la mayoría suele prometer una garantía de hacer pequeñas y grandes cuantías de dinero mensuales, pero en realidad cada una de ellas estima un sector concreto para diferenciarse. No parece importante, aunque en realidad lo es y mucho, puesto que el modo de factoring de pequeñas facturas contra las grandes es totalmente distinta.

No deberías basarte solo en decidir la negociación sobre el factoraje, como una decisión decisiva. Es muy recomendable, investigar a cada una de las empresas de factoring y a poder ser que muestren referencias positivas y verídicas.

También es bastante aconsejable, hacer un estudio previo con la empresa para concluir la cuantía que tienen o pueden factorizar cada semana. Dicho de otro modo, lo más común es que estas empresas impongan un mínimo mensual, sin tener en cuenta la especialidad. Haciendo esto se resguardan las espaldas, además de fijar recursos beneficiosos con exactitud para sus cuentas. Es decir, facilitar la administración de sus finanzas.

A todo ello, el resultado es hacerlo con una empresa de renombre y especializada en factoring como la misma Asociación Española de Factoring. Tal y como ICIRED Impagados lo es frente a la morosidad. Recuerde que no solo tenemos a su disposición especialistas particulares, sino que además disponemos de los mejores en reclamaciones para pymes y autónomos. El proceso de solicitud es muy sencillo y apenas cuesta dinero. Lo más ventajoso de todo es que además, podrá acceder a nuestro fichero de morosidad que le servirá para reclamar sus deudas y publicar a sus morosos. Es un buen sistema, puesto que la reputación financiera del deudor se verá comprometida, perjudicándole a la hora de acceder a la posibilidad de obtener créditos y financiación. De esta forma, las probabilidades de recuperar lo que le deben, aumentan considerablemente.

No espere y reclame lo que le pertenece. Desde ICIRED Impagados haremos todo lo que esté en nuestras manos para solucionar su problema y pueda quitarse ese gran peso de encima en muy poco tiempo.

Asociación Española de Factoring ¿Qué es el factoring?
5 (100%) 3 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.