Todo sobre las Letras del Tesoro

0
121

El Estado siempre necesita nuevas formas de ingresos, ya sea bajo la producción agrícola, industrialización o los impuestos. Las Letras del Tesoro, son al igual que los Bonos y Obligaciones una forma de traer ingresos a las arcas públicas y además de esto pueden funcionar como una forma alternativa de ahorro paras aquellos que busquen formas de invertir.

¿Qué son las letras del tesoro?

Las Letras del Tesoro son un tipo de título de deuda pública, el cual, es utilizado como método de financiación del Tesoro público del país. El poseedor del mismo obtiene ganancias provenientes de un interés fijo que se genera desde la compra hasta la fecha del vencimiento. Este puede tener una duración de seis a dieciocho meses.

En otras palabras, las Letras del Tesoro no son más que títulos de deuda pública emitidos por el Banco de España. El objetivo es la obtención de liquidez de forma rápida a bajo coste.
Esto es muy usual que se produzca debido a que los países que emiten este tipo de deuda pública buscan hacerse con fondos de los mercados de una forma ágil e instantánea. Estos garantizarán con ayuda de las arcas del país el cumplimiento de la deuda.

De esta manera, tienen como principal característica, entre los títulos públicos, de ser el que menos duración posee. Por lo general, posee plazos de tres, seis, ocho y doce meses.
Adicionalmente, las letras del tesoro, fueron creadas en España en el año 1987 en el Mercado de Deuda Pública en Anotaciones.

En España, cabe mencionar que la página web principal del Tesoro público nos presenta las letras de cambio. Estas se pueden adquirir a través de subastas.  Estas subastas, por lo general, dependen de la duración de la Letra del Tesoro.

Las Letras a 3 y 9 meses se subastan el cuarto martes de cada mes

Las Letras a 6 y 12 meses se subastan generalmente el tercer martes de cada mes.

Hay distintas formas de clasificar las Letras de Cambio.  Cada una depende principalmente de donde provengan, siendo la principal, aquella que se caracteriza por obtenerse a través de los mercados primarios (obtenidos de entes públicos) y mediante mercados secundarios (adquiriéndose de un tercero privado).

Estos al ser valores a corto plazo suelen tener una variación de precio en el mercado secundario bastantes reducidos. Por esto, suponen un mínimo riesgo para aquel inversor que pueda necesitar venderlos en el mercado antes del vencimiento.

Cabe destacar, que el riesgo detrás de las Letras del Tesoro es muy reducido. Esto es así debido a que el mismo que da garantía de la deuda es el Estado, el cual representa una de las instituciones más estables a la cual se podría invertir. También se debe aclarar que la rentabilidad y ganancias es mucho menor, en comparación a otros métodos con más riesgo de inversión.

Antes de adentrarnos de lleno en el mundo de las Letras del Tesoro, es propio al menos mencionar los Bonos del Estado. Son un tipo de deuda pública que a diferencia de las Letras del Tesoro, son emitidas a largo y medio plazo, que puede ser de tres a cinco años.

Se pueden adquirir mensualmente, y están disponibles en los mercados secundarios, las ganancias se pueden obtener gracias a “cupones” cuya generación de intereses suele ser anual. El nombre de cupones, viene porque en el pasado la deuda se emitía en papel y había cupones que indicaban la fecha de vencimiento.

Aunque hoy en día los cupones impresos están obsoletos, el término perduro en el tiempo calando de esta forma en la actualidad. Además de estos bonos también podemos mencionar a las Obligaciones del Estado, estas resultan ser inversiones a un muy largo plazo, resultando ser de 10, 15 y 30 años.

¿Cómo se emiten las Letras del Tesoro?

Estos son emitidos a descuentos, es decir, a un precio más bajo de su valor nominal. Esto quiere decir, que el valor el cual se adquiere este título será menor al valor por el cual lo podremos cambiar. He aquí donde se puede apreciar la rentabilidad al comprarlos. En el siguiente ejemplo, se puede apreciar de forma un poco más clara:

Si obtenemos a día de hoy una letra de cambio por 980 euros, pero con un valor nominal de 1.000 euros, los 20 restantes significaran la ganancia obtenida. Como se explicó antes, las ganancias pueden ser obtenidas entre los tres y doce meses. El valor nominal está establecido en 1.000 euros en la página web principal del Tesoro Público. Si se invierte una cantidad mayor siempre será en múltiplos de 1.000.

¿Cuál es el importe de las Letras del Tesoro?

El importe mínimo para las transacciones según establece la página del Tesoro Público es de 1.000 euros. Dentro de la misma, podemos calcular la rentabilidad de estos títulos los cuales se mantienen generalmente en un porcentaje fijo.

Pongamos un ejemplo más específico que el anterior:
Poseemos una letra del tesoro, que tiene un valor nominal de 1.000 euros pero el comprador paga 920 euros para adquirir dicha letra. Posteriormente al final del periodo el inversor recibe los 80 euros de diferencia, lo que implicaría que la rentabilidad de la letra del tesoro en este caso es de un 8%.

Dicha rentabilidad de las letras del tesoro hay que añadirles comisiones que normalmente impone el Banco de España que están fijadas en el 0,15% del valor de la inversión con un intervalo mínimo de 0,9 euros y un máximo 200 euros.

Riesgo de las Letras del Tesoro

Actualmente, para el inversor promedio el invertir en este tipo de deuda pública termina siendo contraproducente.

A continuación, podremos apreciar esto en las siguientes estadísticas de una subasta realizada en el 2016:

Letras a 3 meses (subasta de septiembre de 2016). Interés medio: – 0,423 %
Letras a 6 meses (subasta de octubre de 2016). Interés medio: – 0,326 %
Letras a 9 meses (subasta de septiembre de 2016). Interés medio: – 0,272 %
Letras a 12 meses (subasta de octubre de 2016). Interés medio: – 0,248 %
Tributación

Las rentas generadas como rendimiento de una inversión en Letras del Tesoro tributan al IRPF exactamente igual que lo hacen los depósitos. Para 2016 los tramos quedan así:

Rendimientos hasta 6.000 € tributan el 19 % al IRPF.
Rendimientos entre 6.000 € y 50.000 € tributan el 21 % al IRPF.
Rendimientos superiores a 50.000 € tributan el 23 % al IRPF.

La rentabilidad de estos activos bajan ante estos supuestos:

  • Por el programa de compra de deuda del Banco Central Europeo.

El mercado adelanta acontecimientos y obviamente otorga seguridad proveniente del BCE.

  • Por pura rentabilidad.

Comprar papel a corto plazo supone en algunos países incluso tener rentabilidades negativas.

  • Calma en los mercados

A su vez por la caída de tipos de interés de los depósitos, que ha provocado un aumento del interés hacia la letra

Estos activos son poco transitados debido a que la mayoría de los inversores, por diversos factores económicos y de rentabilidad, no los considera como el mejor recurso para proteger toda la cartera de activos que poseen.

Si hacemos una comparación entre este análisis y los resultados que obtuvimos de la subasta del 2016, podemos dar como conclusión que resulta muy arriesgado y poco útil invertir en estos títulos. Vamos a exponer aqui los resultados de la última subasta la cual fue realizada este año. La fuente es la Página web oficial del Tesoro Público.

Letras a 3 meses (subasta del 23/01/2018). Interés medio: – 0,526 %
Letras a 6 meses (subasta del 16/01/2018). Interés medio: – 0,459%
Letras a 9 meses (subasta del 23/01/2018). Interés medio: – 0,473 %
Letras a 12 meses (subasta del 16/01/2018). Interés medio: – 0,402 %

Esto termina dando concluida la interrogante, pero antes de buscar otras posibilidades de inversión veamos otras características de estos activos, una de las preguntas más comunes podrían referirse la tributación de los beneficios.

Obviamente estos tributan ante hacienda, y más concretamente como rendimiento de capital mobiliario en el IRPF dependiendo este de la liquidación de estos. Por ejemplo: Si la base liquidable se encuentra por debajo de los 6.000 euros el tipo al que accederéis es del 20%, si está entre 6.000 euros y 50.000 euros tributarás al 22%, y si las cifras son superiores el porcentaje quedará en el 24%.

¿Por qué seguir invirtiendo en estos títulos dados por el estado cuando la rentabilidad es negativa?
Esto se explica fácilmente, comparando el porcentaje de interés con el porcentaje de inflación. Es decir, los inversores podrán determinar su rentabilidad comparando estas dos estadísticas. Si la inflación está por debajo del tipo de interés al que se compraron las letras del Tesoro, aun sea esta negativa, se obtendrá una rentabilidad positiva de esta.

En España, la rentabilidad ha bajado debido a diferentes causas, entre ellas podríamos mencionar el programa efectuado por Banco Central Europeo, el cual, se dedicó a la adquisición de deudas a otros países que pertenecen a la Unión Europea. Esto provocó que las rentabilidades disminuyan debido a que otorga un mayor nivel de seguridad a los países a los que se les compra deuda como en el caso de España.

¿Qué es la Prima de Riesgo?

Un concepto que se debe aclarar antes de finalizar este artículo es aquel que trate sobre la prima de riesgo. Esta se define simplemente, como la diferencia en la tasa de interés que se le paga a un inversor al asumir una determinada inversión de riesgo. Por ejemplo, España es un país que cada diez años debe emitir cierta cantidad de bonos para financiarse, mientras más bonos se emitan la Prima de riesgo aumenta.

¿Qué alternativas podríamos conseguir como inversión?

Teniendo este interrogante, como punto de conclusión se puede decir que numerosas instituciones financieras están abriendo un campo de diferentes tipos de inversiones. Pueden ir desde Sociedades de Garantía Recíproca hasta depósitos que pueden servir como mejor tipo de inversión que las Letras del Tesoro, aunque como se mencionó antes, no se debe olvidar la confiabilidad que proviene de la adquisición de uno de los garantes más confiables que puede haber, que vendría siendo el mismo Estado.

Sin duda alguna, en la actualidad existe un sinfín de alternativas de inversión, cada una con características diferentes que las hacen más adecuada para ciertos inversionistas. Por estas razones, son decisiones que deben ser evaluadas empleando todo el conocimiento que poseen en la materia. Y no olvidemos que debemos tener en cuenta siempre sacar máximo rendimiento a nuestras inversiones. Esto es, que no supongan deudas o impagos para nosotros, que nos de garantías de rentabilidad.

Todo sobre las Letras del Tesoro
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here