Cesión de crédito. Cobra ya.

cesión de crédito
Cesión de crédito. Cobra ya.
Valoración

La cesión de crédito es una de las figuras jurídicas que más es objeto de consulta en ICIRED por parte de nuestros clientes. El motivo es que, en muchos casos, el importe de las deudas que sufren es de una entidad suficientemente importante como para que se planteen posibles alternativas para el caso de no lograr el recobro con la reclamación y publicación mediante nuestra plataforma.

cesión de crédito

Efectivamente, cuando uno está sufriendo un impago de una elevada cuantía, y calcula que el cobro no va a ser pronto ni sencillo, es fácil que conciba la opción de vender la deuda mediante un contrato de cesión de créditos, de modo que recupere de manera inmediata al menos una parte de lo que se le debe, ya que existen personas (normalmente sociedades o fondos de inversión), que buscan precisamente comprar deuda a un precio inferior a su importe, para posteriormente tratar de cobrarla en su totalidad.

Pero ¿Qué implica exactamente una cesión de crédito? ¿Cómo puede ayudarte ICIRED en este aspecto? En este post te lo explicamos todo.

I. La cesión de crédito.

¿Qué es una cesión de crédito?

Podemos definir esta figura como un acto mediante el que una persona (cesionario) sustituye en calidad de nuevo acreedor a la que hasta ese momento ocupaba esa posición (cedente) en la relación obligatoria frente a un tercero deudor (cedido), obligándose el cedente a transferir al cesionario el crédito a cambio de un precio.

acto mediante el que una persona (cesionario) sustituye en calidad de nuevo acreedor a la que hasta ese momento ocupaba esa posición (cedente) en la relación obligatoria frente a un tercero deudor (cedido), obligándose el cedente a transferir al cesionario el crédito a cambio de un precio.

Se trata, por tanto, de una modalidad de cesión de derechos y obligaciones dimanantes de una relación generadora de una obligación de pago, que es tratada por nuestro legislador en los artículos 1526 y ss. del Código Civil como una modalidad de compraventa especial.

Este tratamiento como tipo de venta, ha generado dificultades a lo largo del tiempo en cuanto a la interpretación de la naturaleza de ciertas formas de cesión de créditos en las que el precio no consiste en una cantidad de dinero, sino en otro bien, dando lugar a una permuta, o en las que incluso no hay precio sino que es una cesión gratuita, lo que lógicamente encajaría más con la figura de la donación.

¿Cuáles son los requisitos para poder vender deuda?

Como decíamos anteriormente, nos encontramos ante un contrato de cesión de derechos y obligaciones que requiere, por tanto, el consentimiento de ambas partes implicadas, esto es, el cedente y el cesionario. En cuanto al cedido, la Ley no obliga a obtener el consentimiento del mismo para poder perfeccionarse el contrato, pero sí será necesario comunicarle que se ha realizado la cesión. Dicha comunicación, según ha aclarado la Jurisprudencia del Tribunal Supremo, no tiene efectos constitutivos o, dicho de otro modo, no es necesario ese consentimiento para entender que es válido el contrato de cesión de derechos, pero sí es necesario para impedir que el deudor quede liberado realizando el pago al cedente (art. 1527, CC). Esto nos llevaría a afirmar, como conclusión a este controvertido asunto, que el conocimiento del deudor del traspaso de la deuda no es condición necesaria para la existencia de la cesión, pero sí para su eficacia.

el conocimiento del deudor del traspaso de la deuda no es condición necesaria para la existencia de la cesión, pero sí para su eficacia.

cesión de crédito

En cuanto a la capacidad necesaria, las partes deberán tener la correspondiente al tipo de contrato que se celebre: si hablamos de comprar deuda, cedente y cesionario deberán tener la capacidad necesaria para celebrar un contrato de compraventa.

Si hablamos de cesión de derechos de forma gratuita, los intervinientes habrán de ostentar capacidad para dar y recibir donaciones.

¿Qué se transfiere con la cesión de créditos?

Debemos partir de la base de que con este contrato lo que se está traspasando es la propiedad de un crédito. Se trata de un contrato de cesión de derechos con todos los accesorios que aquéllos arrastren.

De este modo, el crédito que se vende, se transfiere por su valor nominal total, salvo pacto en contrario, aun cuando el precio de la venta sea inferior a dicho valor, lo cual suele ser lo habitual.

Se trata de un contrato de cesión de derechos con todos los accesorios que aquéllos arrastren.

Dicho crédito, se transmite con todas las excepciones que el deudor cedido pudiera oponer frente al acreedor original.

Por último, y como mencionábamos, se trasladan al cesionario todos los derechos accesorios al crédito, como serían aquéllos que lo garanticen (prenda o hipoteca, o cualquier otro privilegio), el devengo de intereses sobre el principal y la reserva de dominio.

¿Cómo tiene que ser la notificación de la transmisión del crédito al deudor cedido?

cesión de crédito

La manera en que se puede notificar al deudor que se ha celebrado un contrato para comprar deuda, en concreto la que le obliga a él, no viene especificada en la normativa aplicable, pero en todo caso será recomendable realizar dicha notificación de forma escrita y fehaciente, de modo que después el deudor no pueda ampararse en el mencionado artículo 1527 para alegar que no conocía la cesión y considerarse liberado tras realizar el pago al antiguo acreedor.

será recomendable realizar dicha notificación de forma escrita y fehaciente, de modo que después el deudor no pueda ampararse en el mencionado artículo 1527 para alegar que no conocía la cesión

A falta de otras exigencias legales, se entiende que la comunicación la puede realizar tanto el cedente como el cesionario, y de forma tácita o expresa.

¿El cedente del crédito responde de la solvencia del deudor?

La respuesta es negativa. El acreedor que vende su crédito no responde frente al cesionario sino de la existencia del mismo y su legitimidad, pero no garantiza en modo alguno su cobro salvo, por supuesto, pacto en contrario.

El acreedor que vende su crédito no responde frente al cesionario sino de la existencia del mismo y su legitimidad, pero no garantiza en modo alguno su cobro salvo, por supuesto, pacto en contrario.

En el caso de que exista dicho pacto de garantía de solvencia, si no se especifica nada el cedente responderá durante un año, si el crédito está vencido, y diez años si se trata de un crédito de renta perpetua.

Asimismo, también responderá en el caso de que la insolvencia del deudor sea anterior al contrato, y fuera pública.

¿Puede el deudor ejercitar derecho de tanteo o retracto?

Una vez más la respuesta es negativa, pero con matices. Y es que en el caso concreto de los créditos litigiosos, esto es, aquéllos que están siendo reclamados por vía judicial, el deudor tiene un plazo de nueve días desde que el nuevo acreedor le exija el pago para liberarse de la deuda abonando a éste el precio que pagó al cedente, más los gastos que se le hayan ocasionado y los intereses devengados desde que el precio de la cesión fue satisfecho.

¿Es lo mismo una cesión de crédito que el endoso de un instrumento cambiario?

Se trata de figuras muy parecidas, pero que encuentran diferencias:

Así, el endoso va siempre referido a los instrumentos cambiarios por todos conocidos: letra de cambio, cheque y pagaré, pero no es una operación que afecte a la causa del crédito, razón por la que los distintos tenedores de ese instrumento cambiario van quedando sujetos también al pago, mediante la acción de regreso.

el endosatario no se pone exactamente en la misma posición que el acreedor original

cesión de crédito

Por otro lado, el endoso es una declaración unilateral del endosante, a diferencia de la cesión de deuda que supone un acuerdo de voluntades entre cedente y cesionario, por lo que el endosatario no se pone exactamente en la misma posición que el acreedor original, lo que conlleva consecuencias como que el deudor no podría oponer todas las excepciones contra él, de forma y fondo, que sí podría contra el acreedor inicial.

Asimismo, y sin profundizar mucho en la naturaleza de la figura de la letra de cambio, respecto de la que puedes encontrar más información en nuestro post “Pagaré: cómo reclamar el cobro”, aunque podemos encontrar documentos cambiarios que incorporan la cláusula “no a la orden” que impiden el endoso, dicha cláusula no sería obstáculo para vender deuda.

 

II. La cesión de crédito con ICIRED.

¿Cómo puedo vender mi crédito?

Lo cierto es que, aunque hablamos de una operación relativamente frecuente, no suele ser la típica compraventa que puede realizar cualquier persona por sus propios medios.

Y ello porque este tipo de cesiones suelen ir referidas a deudas de un importe alto respecto de las que merece la pena renunciar a parte de dicha cuantía con tal de recibir de manera más rápida y sencilla el dinero.

Por ello, los compradores de estos créditos suelen ser sociedades cuyo objeto es precisamente esta clase de operaciones, que tienen el potencial como para realizar estudios de mercado, comprobar el estado de solvencia de un deudor, tasar el precio del crédito que pesa sobre él según dicho estado así como según otros factores como el nivel de aplazamiento del precio, si se trata de una persona física o jurídica, pública o privada, etc, y cuentan con los medios y el contingente necesario como para satisfacer un precio más o menos alto y emplear los medios técnicos y materiales para obtener el cobro del crédito adquirido.

resulta un tanto complejo encontrar comprador para vender deuda si no se dispone de los contactos necesarios.

Es por estos motivos que resulta un tanto complejo encontrar comprador para vender deuda si no se dispone de los contactos necesarios.

¿Qué puede hacer ICIRED para ayudarte en la cesión de crédito?

Debemos partir de la base de que ICIRED no tiene realmente como objeto este tipo de actividades relacionadas con la transmisión de deudas, ya que hablamos de un fichero de morosidad que presta, en resumidas cuentas, un doble servicio de reclamación y publicación de impagos, así como de información sobre solvencia. Pero sí es cierto que la venta de créditos, como decíamos al principio de este post, es una alternativa que barajan muchos de nuestros clientes sobre todo en las circunstancias en que sus créditos reúnen ciertas características que ya hemos comentado.

cesión de crédito

En estos casos, y ya que nuestro objetivo es contribuir a prevenir y resolver los casos de impago y colaborar en la correcta circulación del crédito en el mercado, contribuimos a facilitar a los clientes que desean explorar las posibilidades que ofrece la venta de créditos el contacto con empresas y fondos que están interesados en la compra de este tipo de derechos, intermediando para que la operación sea satisfactoria para ambas partes.

contribuimos a facilitar a los clientes que desean explorar las posibilidades que ofrece la venta de créditos el contacto con empresas y fondos que están interesados en la compra de este tipo de derechos, intermediando para que la operación sea satisfactoria para ambas partes.

La cesión de crédito es una opción muy interesante para todo aquél que ostente uno de cierta cuantía y que necesite liquidez de forma rápida y sencilla. Regístrate ahora en nuestra web y explora todas las posibilidades que te ofrecemos. Asimismo, puedes informarte de cómo podemos ayudarte llamándonos gratis al 912 668 043, o enviando tus dudas y cuestiones al correo info@iciredimpagados.com.

Artículos relacionados
Cuándo prescribe una deuda y hasta cuándo se puede publicar ... Cualquier profesional o empresario que se dedique al mundo de la reclamación de impagos, reconocerá que una de las cuest...
Cómo cobrar un dinero que me deben. El fichero del que todo ... Cuando un banco, una entidad financiera importante o una compañía de telecomunicaciones grande, tiene un impago, por peq...
Cobrar a clientes morosos: las cinco armas del recobro Eres un profesional o tienes una empresa, quizás proveedora, que trata de sacar su negocio adelante cuadrando como mejor...
Segestión vs Icired Siguiendo con la serie de posts que estamos dedicando a las empresas de recobro más conocidas de nuestro país y comparan...