Derecho penal: especialización ante todo

0
652
derecho penal
derecho penal

Muchos de los usuarios de ICIRED han acabado encontrando nuestros servicios huyendo de las prácticas de algunas empresas de recobro para conseguir el pago de sus deudores. Es cierto que todos queremos que nuestros clientes nos paguen, pero daba la impresión de que ciertos comportamientos desarrollados por ese tipo de empresas eran más propios de materias cuyo conocimiento correspondía a un abogado penalista ¿Son realmente estas actividades extremas de recobro objeto del Derecho Penal? ¿A quién se debe acudir para saber cuándo una actuación está sobrepasando las leyes?

El ámbito del recobro en el Código Penal.

¿Las actuaciones de recobro pueden ser objeto de tratamiento por el Derecho Penal?

En un post anterior analizamos las actuaciones de los morosos que pueden constituir infracción penal, poniendo como ejemplo uno de los municipios con la tasa de delitos más alta de España, como es Barcelona.

derecho penal

Pero ¿Qué ocurre cuando el que comete el delito es el acreedor o quien éste contrata para cobrar la deuda?

El punto de partida es más que conocido por nosotros: Muchos clientes nos dejan facturas sin cobrar… Nuestro negocio está en riesgo… La alternativa judicial nos parece una quimera larga y costosa y la desesperación puede llevarnos a pactar con quien no debemos.

Efectivamente, vemos que el tiempo pasa y las cuentas no salen por la morosidad que se arrastra, muchos empresarios y profesionales optan por contratar los servicios de empresas de recobro para que lleven a cabo todas las actuaciones posibles con el fin de obtener el cobro de lo debido.

depende de qué entidad de recobro hablemos, transitan por el límite de la legislación vigente y, más a menudo de lo deseable, lo sobrepasan

El problema es que ese “todas las actuaciones posibles” en ocasiones, y depende de qué entidad de recobro hablemos, transitan por el límite de la legislación vigente y, más a menudo de lo deseable, lo sobrepasan.

¿Qué acciones dirigidas al recobro pueden vulnerar las leyes?

Publicar la condición, demostrada o no, de moroso de la persona, hacer llamadas o visitas amenazantes tanto al afectado como a sus familiares, amigos o compañeros de trabajo, insultos e incluso agresiones físicas… La lista de actuaciones que algunas empresas de recobro llevan a cabo, transgrediendo la legislación vigente es, por desgracia, bastante larga.

En estos casos, el supuesto deudor que quizás no conozca ni siquiera los motivos por los que es reclamado, se suele sentir desamparado y sin posibilidades de defensa ante la aparente impunidad con la que estos profesionales del recobro avasallan su vida. Pero esta impunidad no es tal…

¿Nos protege el Código Penal frente a estas actuaciones?

Todos los hechos delictivos enumerados a modo de ejemplo en el párrafo anterior, se encuentran amparados por las leyes españolas que castigan los actos penalmente relevantes e, incluso con la reciente modificación del Código Penal, se introduce la figura del acoso en nuestro sistema.

es fundamental acudir a un abogado penalista que sepa guiarnos cuando nos encontramos en esta situación

Efectivamente, el nuevo artículo 172.ter del Código Penal prevé como infracción penal llevar “a cabo de forma insistente y reiterada, y sin estar legítimamente autorizado, alguna de las conductas siguientes y, de este modo, altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana:

1.ª La vigile, la persiga o busque su cercanía física.

2.ª Establezca o intente establecer contacto con ella a través de cualquier medio de comunicación, o por medio de terceras personas.

3.ª Mediante el uso indebido de sus datos personales, adquiera productos o mercancías, o contrate servicios, o haga que terceras personas se pongan en contacto con ella.

4.ª Atente contra su libertad o contra su patrimonio, o contra la libertad o patrimonio de otra persona próxiderecho penalma a ella”.

Estas conductas podrían ser perfectamente encuadrables en muchas de las actuaciones que las empresas a las que nos estamos refiriendo pueden llevar a cabo, y para las que el Derecho Penal prevé unas penas, en su tipo básico, de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses, por lo que, tal y como desarrollamos en el epígrafe siguiente, es fundamental acudir a un abogado penalista que sepa guiarnos cuando nos encontramos en esta situación.

II. La importancia de contar con un especialista en Derecho Penal.

 ¿Cuál es la razón por la que conviene acudir a un abogado penalista?

Datos como el que hemos aportado anteriormente respecto de la entrada en vigor de un nuevo artículo en el Código Penal que introduce una figura desconocida hasta este momento en nuestro Derecho Penal como es la del acoso, será mejor conocido por quien se dedica de manera exclusiva a la especialización de sus conocimientos a un campo tan complejo y al mismo tiempo apasionante como es el de esta rama del Derecho.

derecho penal

Como hemos venido repitiendo, nuestra normativa penal ha sufrido recientemente, merced a la Ley 1/ 2015 de 30 de marzo, una importante modificación que ha incorporado novedades de calado, que podemos resumir de la siguiente manera:

  1. Introducción de la prisión permanente revisable para delitos especialmente graves, nuevas medidas de suspensión y sustitución de la pena y reconfiguración de la libertad condicional como modo de suspensión de la ejecución de la pena.
  2. Asimilación de los antecedentes penales por condenas de estados de la UE, de cara a la agravante de reincidencia y para la suspensión de la ejecución de la pena.
  3. Eliminación de la figura de la falta, e introducción de la figura del delito leve.
  4. Unificación del régimen de decomiso.
  5. Delimitación de la responsabilidad penal de personas jurídicas.
  6. Matizaciones en lo referente a violencia doméstica y de género.
  7. Agravación de las penas por asesinato y homicidio.
  8. Agravación de las penas por hurto, robo y estafa.
  9. Introducción de nuevos tipos penales que castigan los actos contra la libertad, libertad sexual e intimidad (como la del acoso mencionado).
  10. Clarificación de la distinción entre el tipo de administración desleal y el de apropiación indebida.
  11. Delimitación de las insolvencias punibles con la frustración de la ejecución.
  12. Agravación de penas y aumento de protección respecto de la propiedad intelectual.
  13. Introducción de tipos y de garantías, respecto de los delitos de corrupción y en administración pública.
  14. Mejor delimitación del concepto de delito de atentado y de alteración del orden público.

    nuevo panorama jurídico penal que nos aconseja acudir, en caso de necesidad, a un auténtico equipo de abogados penalistas

  15. Modificaciones respecto de los delitos contra el medio ambiente y de incendios.
  16. Delimitación de los actos que dan lugar a delitos de incitación al odio y a la violencia.

Estamos hablando, en definitiva, de todo un nuevo panorama jurídico penal que nos aconseja acudir, en caso de necesidad, a un auténtico equipo de abogados penalistas especializados que tenga un conocimiento profundo de este ámbito del Derecho con todas sus novedades legislativas y la experiencia necesaria como para dar la respuesta adecuada a cada problema.

¿Cuál es la diferencia entre acudir a un despacho de abogados generalista en vez de a un abogado penalista?

Pongamos el ejemplo del mundo del recobro al que nos estábamos refiriendo. Imaginemos que soy una persona que, sin saber muy bien el motivo, empiezo a recibir mensajes, llamadas y visitas de alguien que dice trabajar para una empresa de recobro y que nos exige el pago de una deuda cuyo origen ignoro.

La respuesta que nos dé este bufete de abogados especialista en Derecho Penal será muy diferente a la del otro, y la solución mucho más apropiada y satisfactoria.

Me niego a pagar, porque lógicamente no reconozco esa deuda, así que las llamadas comienzan a ser reiteradas y agresivas; las visitas intempestivas y molestas; los mensajes de texto por el móvil constantes; e incluso contacta conmigo por medio de familiares y amigos.

Supongamos que acudimos a un abogado con conocimientos generales del Derecho, el cual analiza las actuaciones llevadas a cabo por esa persona que me está presionando, y no encuentra un contenido en sus mensajes que implique una amenaza concreta, ni se puede acreditar haber recibido insultos o que mi honor se haya visto menoscabado.derecho penal

Probablemente este abogado me dirá que no debo denunciar, porque no existen indicios de comisión de ninguna infracción penal. La solución: aguantarme.

En cambio, pongamos por caso que me dirijo a un abogado penalista experto que, conocedor de la introducción del nuevo artículo 172.ter del Código Penal, percibe que las conductas que estoy describiendo pueden ser incardinables en dicho precepto. La respuesta que nos dé este bufete de abogados especialista en Derecho Penal será muy diferente a la del otro, y la solución mucho más apropiada y satisfactoria.

El sistema de Derecho Penal español es complejo y dinámico, y requiere de un conocimiento amplio de la legislación y jurisprudencia, así como de una formación acompañada de experiencia que nos permita estar seguros de que confiamos en el bufete de abogados correcto para defender nuestros intereses con un equipo de abogados penalistas en casos tan particulares y característicos como los intentos de recobro que acaban en acoso. Sólo un buen abogado penalista podrá ayudarnos en estos supuestos.

Derecho penal: especialización ante todo
5 (100%) 2 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.