Impago pensión alimenticia

0
241
impago pensión alimenticia
IMPAGO

Las denuncias por impago pensión alimenticia a los hijos aumentaron en un 62% como consecuencia de la crisis económica.

No está de más recordar que la Constitución Española impone el deber de cuidar y velar por los hijos y la separación o el divorcio, no exoneran a los padres de estas obligaciones. Así lo ratifica el artículo 92 del Código Civil al señalar que la separación, la nulidad y el divorcio no eximen a los padres de sus obligaciones para con los hijos.

Si no existe acuerdo entre las partes, será el Juez el que determinará la contribución de cada progenitor para satisfacer los alimentos y adoptará las medidas convenientes para asegurar la efectividad y adecuación de las prestaciones, a las circunstancias económicas y necesidades de los hijos en cada momento.

Se entiende por alimentos de acuerdo con el artículo 142 del CC no sólo la comida, sino todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aun después, cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.

Así, la sentencia de separación o divorcio que se dicte tras la tramitación del procedimiento correspondiente determinará el cónyuge que viene obligado a satisfacer la pensión de alimentos, su cuantía, las bases o criterios para su actualización – habitualmente conforme al IPC- y la forma y periodo de pago.

La ley no fija una cuantía, por lo que el importe será fijado por el juez atendiendo a los ingresos del cónyuge obligado a abonarla y las necesidades del/los beneficiarios de la misma.

Para ello se hace preciso el análisis de la posición laboral y económica que mantiene el obligado al pago, de ahí, que el artículo 147 del CC prevea que los alimentos, se reducirán o aumentarán proporcionalmente según el aumento o disminución que sufran las necesidades del alimentista y la fortuna del que hubiere de satisfacerlos.

En la actualidad, dada la situación económica existente en nuestro país, es frecuente que padres que tienen la obligación de pagar una pensión de alimentos a su/s hijo/s por así haberlo establecido una sentencia judicial, se vean impedidos  a atender dicha obligación.

Este incumplimiento, no es cuestión baladí, pudiendo llegar a generar responsabilidades penales constitutivas de delito de abandono de familia.

No, en vano, el Código Penal establece en su artículo 227 párrafo primero que: ”El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses.”

Ahora bien, la comisión de este delito únicamente se produce cuando se cumplen unos determinados requisitos:

–   Resolución judicial firme. La pensión de alimentos puede haber sido establecida en la Sentencia de divorcio, separación, nulidad, filiación o en un procedimiento de medidas paterno filiales. También puede ser que la obligación provenga de un Convenio Regulador firmado por los progenitores, ratificado en sede judicial y aprobado judicialmente.

–    Voluntariedad en el impago. Por lo que aquel que no paga porque su situación económica no se lo permite y no puede afrontar el pago, no está cometiendo el mencionado delito, únicamente está incumpliendo una obligación civil.

–    Denuncia previa de la persona agraviada o de su representante legal por impago pensión alimenticia, pudiendo hacerlo también el Ministerio Fiscal, si aquélla es menor de edad, incapaz o desvalida.

¿Cuándo cesa la obligación de prestar alimentos?

  1. Por muerte del alimentista.
  1. Cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia.
  1. Cuando el alimentista pueda ejercer un oficio, profesión o industria, o haya adquirido un destino o mejorado de fortuna, de suerte que no le sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia.
  1. Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido alguna falta de las que dan lugar a la desheredación.
  1. Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos, y la necesidad de aquél provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo, mientras subsista esta causa.

Nuestro Departamento de Atención al Cliente de ICIRED está a tu disposición para atenderte en cualquier tipo de cuestión o consulta que tengas respecto a tus impago pensión alimenticia y al modo en que podemos ayudarte a hacerlos públicos y obtener el recobro de los mismos, sin necesidad de tener que acudir a la vía judicial.

Puedes llamarnos gratis al 912 668 043, o enviar tus dudas y cuestiones al correo   [email protected].

Impago pensión alimenticia
5 (100%) 1 vote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.