Intereses de demora en la Ley contra la morosidad

intereses de demora
Intereses de demora en la Ley contra la morosidad
Valoración

Es posible que te hayas preguntado en más de una ocasión en qué casos puedes cobrar intereses de demora, a partir de qué momento se calculan, en qué cantidad, durante cuánto tiempo y si da lo mismo el tipo de deuda de que se trate y que el deudor sea empresa o consumidor.

Son muchas las dudas que pueden surgir en el ámbito de los intereses moratorios, así que en este post trataremos de resolver las más habituales, poniéndolo en relación con lo previsto por la Ley contra la morosidad.

I. Intereses de demora en los contratos en que intervienen particulares.

¿Cuándo empieza la mora en las obligaciones civiles unilaterales?

Para responder a esta pregunta debemos acudir al artículo 1.100 del Código Civil, según el cual entendemos que, en las obligaciones unilaterales, en las que sólo existen las mismas para una de las

intereses de demora

partes, una vez que la obligación se encuentra vencida y es exigible, la mora comienza desde el momento en que el acreedor reclama judicial o extrajudicialmente al deudor su cumplimiento. A partir de este instante comenzarían a operar los efectos de la mora.

Sin embargo, el mismo precepto indica a continuación los dos casos en que no es necesaria esta reclamación previa en los casos de obligaciones unilaterales:

la mora comienza desde el momento en que el acreedor reclama judicial o extrajudicialmente al deudor su cumplimiento

– Cuando se haya pactado expresamente que no es necesario dicho requerimiento o cuando la Ley así lo establezca para el caso en concreto.

– Cuando el momento de cumplir la obligación fue determinante a la hora de pactarla.

¿Cuándo empieza la mora en las obligaciones civiles recíprocas?

En los contratos en los que se pactan obligaciones para ambas partes, el mismo artículo 1.100 CC establece, en su párrafo final, que una vez vencidas las obligaciones, cuando una de las partes cumple con su obligación comienza automáticamente la mora para la otra, sin necesidad de reclamación previa.

¿Cuáles son los efectos del comienzo de la mora?

Desde el momento en que comienza la mora, el deudor responde por la pérdida de la cosa

el deudor vendrá obligado a la indemnización por los daños sufridos por el acreedor que, salvo pacto en contrario, consistirá en el pago de los intereses de demora

intereses de demora

debida, aunque ésta se produzca por caso fortuito o fuerza mayor.

Asimismo, según el artículo 1.108 CC, el deudor vendrá obligado a la indemnización por los daños sufridos por el acreedor que, salvo pacto en contrario, consistirá en el pago de los intereses de demora que se hubieran acordado, y en caso de que no se hubieran pactado, se aplicará el interés legal.

 

¿Se deben pagar siempre los intereses de demora que se hayan aceptado en el contrato?

Como no puede ser de otro modo, debemos comenzar la respuesta a esta pregunta aplicando la lógica: Si se han pactado unos intereses para el caso de que el obligado incurra en mora, habrá de respetarse la cláusula.

No obstante, existen multitud de supuestos, especialmente en los casos en que la parte acreedora es

los intereses pactados se pueden declarar nulos por abusivos

una banco o compañía financiera, en que los intereses pactados se pueden declarar nulos por abusivos, lo cual no obstante requerirá dicha declaración de nulidad previamente por la autoridad judicial competente.

De esta manera, a modo de ejemplo, el pasado verano el Tribunal Supremo declaró que considera abusivas todas las cláusulas hipotecarias que prevean unos intereses de demora superiores al 2% sobre el interés remunetario, es decir, el que se devenga cuando el deudor está al corriente de sus pagos.

II. Intereses de demora en los contratos mercantiles.

¿Cuándo empieza la mora en las obligaciones entre comerciantes?

Para referirnos a las obligaciones nacidas de operaciones comerciales entre empresarios o entre empresarios y Administración, debemos acudir a la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

intereses de demora

Si cualquiera de nosotros teclea en Google “ley morosidad”, lo primero que saldrá en el resultado de la búsqueda será esta norma sobre la que ya desarrollamos un post en nuestro blog titulado “Ley de morosidad… ¿Para qué?”, y que fue concebida para incorporar en nuestro Ordenamiento interno la Directiva 2000/35/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de junio de 2000, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

para las operaciones comerciales se incurre en mora automáticamente cuando transcurra el plazo pactado o legalmente establecido

En el artículo 5 de esta Ley se prevé que para las operaciones comerciales se incurre en mora automáticamente cuando transcurra el plazo pactado o legalmente establecido, siempre que la otra parte haya cumplido con sus obligaciones y el deudor no pueda demostrar que el retraso se ha producido por causas ajenas a su responsabilidad.

¿Cuál es el plazo para que venza el cumplimiento de la obligación entre los comerciantes?

La Ley contra la Morosidad, en su artículo 4, establece un plazo máximo de treinta días entre comerciantes para el cumplimiento de las obligaciones, si no se pacta nada. En caso de que se pacte un plazo para dicho cumplimiento, éste no podrá superar en ningún caso

en el caso de que entre las partes se pacte en el contrato un plazo superior a sesenta días, dicha cláusula sería nula de pleno

 derecholos sesenta días.

Este plazo se comienza a contar desde que se recibe la mercancía o la prestación del servicio, aunque si se ha pactado que habrá por parte del deudor verificación o comprobación de dicha mercancía o servicio, el plazo comenzará a contarse desde ese momento. Asimismo, en los casos de facturación electrónica, el plazo comienza a contarse desde que la misma se recibe, siempre que esté garantizada la identidad y autenticidad del firmante, la integridad de la factura y la recepción por el interesado.

intereses de demora

En este sentido, ya existe Jurisprudencia del Tribunal Supremo, emanada de la reciente Sentencia de 23 de Noviembre de 2016, que declara que en el caso de que entre las partes se pacte en el contrato un plazo superior a sesenta días, dicha cláusula sería nula de pleno derecho, lo que significa que el acreedor ni siquiera tendría que solicitar ante un juzgado, previamente a exigir el pago de los intereses legalmente previstos, la anulación de dicha cláusula.

Para el caso de los contratos con la Administración, el plazo máximo se reduce a los treinta días, desde la fecha de la expedición de las certificaciones de obra o de los documentos que acrediten la conformidad con el contrato.

¿Cuáles son los efectos del comienzo de la mora en el ámbito comercial?

La antedicha Ley contra la morosidad prevé el devengo de intereses de demora para el caso de incumplimiento de su obligación por parte del deudor, que serán los pactados y, en su defecto, aquéllos que sean iguales a la suma del tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo a su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate más ocho puntos porcentuales.

Tratándose, como indicamos, de un cálculo semestral, este tipo de interés se aplicará durante seis meses, momento en el que se podrá consultar el Boletín Oficial del Estado, para conocer la publicación que lleva a cabo el Ministerio de Economía y Hacienda del tipo de interés calculado

Además del devengo de estos intereses, la Ley prevé que se pueda sumar directamente al principal a reclamar la cantidad de cuarenta euros, sin necesidad de reclamar esta suma previamente al deudor

conforme a la regla descrita.

Además del devengo de estos intereses, la Ley prevé que se pueda sumar directamente al principal a reclamar la cantidad de cuarenta euros, sin necesidad de reclamar esta suma previamente al deudor.

Asimismo, se puede exigir el pago de una indemnización por los costes que le haya supuesto al acreedor solicitar el cobro y que pueda acreditar, siempre que superen esa cantidad de cuarenta euros.

Desde ICIRED te ayudamos a conocer si otras personas han incurrido en impago, así como a recuperar lo que te deben si es a ti a quien han dejado sin cobrar, ése es nuestro objetivo, tal y como desarrollamos en el post que puedes visitar “Sin impagos en tu negocio: ése es nuestro sueño”. Si quieres saber más sobre nuestro servicio, o cualquier cuestión relativa al ámbito de los impagos, contacta con nosotros llamando gratis al 912 668 043, enviando tus dudas y cuestiones al correo info@iciredimpagados.com, o planteándolas en el chat habilitado en nuestra web. No olvides que puedes registrarte gratis y sin compromiso en nuestra web desde ya, para consultar directamente nuestros servicios y cómo funcionamos.

Artículos relacionados
Cuándo prescribe una deuda y hasta cuándo se puede publicar ... Cualquier profesional o empresario que se dedique al mundo de la reclamación de impagos, reconocerá que una de las cuest...
Cómo cobrar un dinero que me deben. El fichero del que todo ... Cuando un banco, una entidad financiera importante o una compañía de telecomunicaciones grande, tiene un impago, por peq...
Cobrar a clientes morosos: las cinco armas del recobro Eres un profesional o tienes una empresa, quizás proveedora, que trata de sacar su negocio adelante cuadrando como mejor...
Segestión vs Icired Siguiendo con la serie de posts que estamos dedicando a las empresas de recobro más conocidas de nuestro país y comparan...