Pagaré: cómo reclamar el cobro

pagaré
Pagaré: cómo reclamar el cobro
Valoración

El pagaré es un documento emitido por una persona que contrae una obligación de pago, por el cual se compromete a abonar el mismo al acreedor en un determinado plazo de tiempo.

De seguro, esta definición es innecesaria darla si eres un empresario que estás leyendo este post, y con toda probabilidad, te hayas encontrado en más de una ocasión con un pagaré devuelto ¿Qué hacer en estos casos?

En este post te explicamos, brevemente, las posibilidades que se te presentan.

I. Acercamiento al concepto de pagaré.

¿Cuáles son los tipos de pagaré?

Sin duda, una buena manera de adquirir conocimientos sobre esta figura mercantil, es saber cuáles son los tipos de pagaré que nos podemos encontrar y, aunque sea superficialmente, en qué consisten:

pagaré

  • Bancario: El pagaré bancario es aquél que es emitido por un banco. Se facilita por la entidad bancaria a sus clientes en forma de talonarios o de continuo para impresora, y se cargan en la cuenta que el cliente de la entidad tiene en ella. El pagaré bancario es el más habitual en nuestro tráfico mercantil.
  • De empresa: Los pagarés de empresa son los emitidos por la propia empresa deudora. Cabe hacer mención a que, hoy en día, los pagarés de empresa se utilizan también como instrumento de inversión: la empresa recibe cantidades de terceros y a cambio emite los títulos cambiarios para ser cobrados en un determinado plazo y con un interés pactado.
  • A la orden: Permite el endoso del título.
  • No a la orden: No permite el endoso del título, y sólo cabe la transmisión del crédito mediante cesión notificada al emisor.
  • A la vista: Vence en el momento de la presentación del documento para su cobro, que debe ser dentro del año desde su emisión.

    El pagaré es un documento emitido por una persona que contrae una obligación de pago, por el cual se compromete a abonar el mismo al acreedor en un determinado plazo de tiempo.

    pagaré
  • A día fijo: Vence el día señalado en el título.
  • A plazo variable: Vence en un plazo desde su fecha de emisión, indicado en el documento.
  • Sin vencimiento: No se rellena el campo referido al vencimiento, por lo que se considera a la vista.
  • Nominativo: Se indica expresamente el nombre de la persona que debe cobrar la cantidad.
  • Al portador: No indica la persona que debe cobrar. No está amparado por la Ley y, por tanto, no tiene fuerza ejecutiva.
  • Para abonar en cuenta: Incluye esta cláusula en el anverso del título.
  • Cruzado: Se incluyen dos líneas paralelas en el anverso, que indican que sólo podrá ser cobrado por abono en una cuenta de la entidad bancaria indicada (cruzado especial), o cobrado en una cuenta de cualquier banco, si éste no se especifica, así como en ventanilla, si el tenedor es cliente de la entidad bancaria librada (cruzado general).

¿Qué es el descuento de efectos?

pagaré

La figura del descuento de efectos está relacionada con la cesión de créditos, ya que tiene lugar cuando el legítimo tenedor del título cambiario transmite el crédito a un tercero (normalmente un banco) para que éste gestione y obtenga el cobro para sí. A cambio, el tercero anticipa al cedente parte del importe de lo debido.

La cuantía anticipada por el tercero en el descuento de efectos, es el resultado de restar la cantidad expresada en el título cambiario a los importes provenientes del descuento, tales como intereses, comisiones, etc.

II. Reclamar pagaré en fase extrajudicial.

Si llegado el vencimiento, el pagaré ha resultado devuelto por incorriente o falta de fondos ¿Qué plazo hay para reclamar un pagaré impagado?

El documento debe ser presentado al cobro el día de su vencimiento o dentro los dos días hábiles siguientes al mismo.

¿Qué es el protesto y la declaración equivalente al protesto?

El protesto es un acto notarial por el que se da fe de que la letra de cambio, el cheque o el pagaré han resultado impagados. En el protesto notarial el notario incorporará copia del documento de pago y dará fe de que no ha sido abonada. De esta acta, dará traslado al deudor para que en el plazo de dos días proceda al pago de la misma o realice las alegaciones que estime pertinentes. La ley exige que el protesto se realice en el plazo de ocho días hábiles desde la fecha de vencimiento del efecto cambiario.

El protesto es un acto notarial por el que se da fe de que la letra de cambio, el cheque o el pagaré han resultado impagados.

El protesto notarial es obligatorio cuando se disponga expresamente por las partes mediante cláusulas en el propio documento. En los demás casos, es posible cumplir este requisito en la propia entidad bancaria en la que se encuentre domiciliado el pago. Esta modalidad es la declaración equivalente al protesto. La entidad bancaria, al comprobar que no hay fondos, pondrá en el reverso del documento mercantil un sello que acredita su presentación al cobro y que el mismo no ha sido posible.

Tanto el protesto notarial, como la declaración equivalente realizada ante la entidad bancaria, conllevan gastos que pueden ser expresamente incluidos en la reclamación que se efectúe por el impago del efecto cambiario.

El protesto o en su caso la declaración equivalente, son requisito fundamental para que, si resulta impagado el documento mercantil, podamos reclamar frente a todos los intervinientes: librado, avalistas y endosantes. En caso de que este protesto o declaración equivalente no se realice, o se haga fuera del plazo legalmente previsto, el tenedor del efecto cambiario sólo podrá dirigirse frente al librado o aceptante.

¿Cómo se hace la reclamación del pagaré en la fase extrajudicial?

Una vez acreditado el impago, y antes de acudir al procedimiento judicial, es necesario realizar un requerimiento extrajudicial de carácter formal al deudor, preferiblemente por escrito y de la forma más fehaciente posible, advirtiéndole de que en caso de no abonar lo debido en un plazo determinado, se iniciarán las actuaciones que correspondan según Derecho.

Una vez acreditado el impago, y antes de acudir al procedimiento judicial, es necesario realizar un requerimiento extrajudicial de carácter formal al deudor, preferiblemente por escrito y de la forma más fehaciente posible

pagaré

Una forma muy novedosa, rápida y económica de reclamar extrajudicialmente, es a través de los distintos servicios que para reclamar impagos ofrece ICIRED, servicios que incluyen no sólo el requerimiento extrajudicial de pago, sino también la publicidad del impago mediante la inclusión del deudor en su fichero de morosidad, siendo el medio de reclamación extrajudicial por excelencia utilizado por las entidades bancarias y grandes compañías.

Recuerda que, además, existen otras posibilidades para el caso de que no se desee estar esforzándose en obtener el recobro, como es la ceder el crédito a un tercero que se subroga en la posición del antiguo acreedor, a cambio de un precio que, eso sí, será inferior a la cuantía del principal de la deuda. Si te resulta interesante esta opción o quieres conocer más sobre ella, acude a nuestro post “Cesión de crédito. Cobra ya”.

III. Reclamar pagaré en fase judicial.

¿Qué acción judicial es la apropiada para reclamar el pago de un título cambiario?

Si no obtenemos el cobro en vía extrajudicial, podremos acudir a reclamar la deuda en vía judicial ejercitando la denominada acción cambiaria, que puede ser de dos tipos:

  1. Acción cambiaria directa: Contra el aceptante y su avalista, a través del procedimiento especial cambiario, en cuyo caso, no es necesario protesto ni declaración equivalente.pagaré
  2. Acción cambiaria de regreso: Que se podrá ejercitar contra los endosantes y las demás personas obligadas al pago, una vez vencido el pagaré. En este caso, para reclamar a través del procedimiento cambiario sí es preciso contar con el protesto o la declaración equivalente.

Hay que ser consciente, de que de la diligencia en las gestiones que se realicen para la obtención del cobro, dependerá claramente el resultado de éxito. Los procedimientos judiciales, en el caso de los títulos cambiarios tienen una tramitación más rápida, porque constituyen en sí mismos un reconocimiento de deuda. No obstante lo expuesto, la tramitación completa de un procedimiento cambiario puede durar hasta un año.

la tramitación completa de un procedimiento cambiario puede durar hasta un año.

¿La acción judicial me garantiza el cobro?

Desgraciadamente, y según nos dice la experiencia en la práctica, en ese plazo de tiempo el deudor se puede haber deshecho de cualquier bien que tuviera en propiedad, amén de los gastos que conlleva la reclamación en vía judicial.

Por ello, siempre será aconsejable, sobre todo para PYMEs, autónomos y particulares (consultar a estos efectos el post “Gestión de cobros. Afina tu empresa”), la inclusión del deudor cambiario en un fichero de morosidad, independientemente de iniciar la vía judicial, toda vez que el procedimiento judicial suele ser mucho más lento, y costoso y con relativa efectividad. Este defecto lo suple la agilidad, fuerza y contundencia de los requerimientos efectuados por ICIRED, así como las medidas combativas frente al impago, como puede ser la inclusión en el fichero de incumplimiento de obligaciones dinerarias.

¿Cuándo prescriben las acciones derivadas del pagaré?

En cuanto al plazo para reclamar el pagaré impagado a través del procedimiento cambiario, es decir, para ejercer la acción cambiaria, los plazos de prescripción son los siguientes:

Las acciones cambiarias contra el aceptante (firmante) y su avalista prescriben a los tres años, contados desde la fecha del vencimiento.

Las acciones del tenedor contra los endosantes y contra el librador prescribirán al año, contado desde la fecha del protesto o declaración equivalente, realizados en tiempo hábil, o de la fecha del vencimiento en las letras con cláusula «sin gastos».

Las acciones de unos endosantes contra los otros y contra el librador prescribirán a los seis meses a partir de la fecha en que el endosante hubiere pagado la letra, o de la fecha en que se le hubiere dado traslado de la demanda interpuesta contra él.

No obstante, los plazos de prescripción se pueden interrumpir mediante reclamaciones extrajudiciales (por ejemplo, mediante burofax con certificación de texto y acuse de recibo o requerimiento notarial).

los plazos de prescripción se pueden interrumpir mediante reclamaciones extrajudiciales

En este sentido, en ICIRED facilitamos mediante nuestra web actualizada, la posibilidad de encargar el burofax legal o requerimiento notarial de tu pagaré impagado en menos de 5 minutos. La comunicación que realices mediante este servicio te servirá para publicar el impago en nuestro fichero de morososinterrumpir la prescripción de la acción judicial para reclamar tu derecho y como de prueba ante los Tribunales de Justicia y las Administraciones Públicas, así como para recuperar el IVA de tus facturas que hayan resultado impagadas.

Artículos relacionados
Cuándo prescribe una deuda y hasta cuándo se puede publicar ... Cualquier profesional o empresario que se dedique al mundo de la reclamación de impagos, reconocerá que una de las cuest...
Cómo cobrar un dinero que me deben. El fichero del que todo ... Cuando un banco, una entidad financiera importante o una compañía de telecomunicaciones grande, tiene un impago, por peq...
Cobrar a clientes morosos: las cinco armas del recobro Eres un profesional o tienes una empresa, quizás proveedora, que trata de sacar su negocio adelante cuadrando como mejor...
Segestión vs Icired Siguiendo con la serie de posts que estamos dedicando a las empresas de recobro más conocidas de nuestro país y comparan...
  • [email protected]

    Me parece un post muy completo acerca de los pagarés